Sobre la Influenza y el Estado Mexicano PDF Imprimir E-Mail

Artículo de Honorio Raúl Sotelo Esquivel, para el Centro de Investigación y Análisis Político Galma.

 

Es innegable que el brote de Influenza "AH1N1", evidenció la falta de infraestructura en el sector salud, entendiendo por esto que desde hace poco más de 30 años se abandonó a este sector, sin un crecimiento que beneficie a más mexicanos; lo cual se puede conocer a través de las páginas electrónicas del IMSS[1] y del ISSSTE[2]; quizá aquí valdría decir que la Secretaría de Salud es la que más recientemente construyó un hospital de tercer nivel, como lo es el Hospital Juárez, claro esta que hay que recordar que esto fue derivado de los serios daños que provocara el sismo de 1985 al Hospital Juárez Centro; sin embargo, la actuación del gobierno mexicano ante esta emergencia sanitaria fue a mi parecer adecuada, en prontitud y eficiencia, ante el tamaño de la amenaza.

Habrá diversas posiciones, por un lado, algunos dirán que esto es contradictorio, que no se puede criticar al Gobierno mexicano y a la vez reconocerle una actuación oportuna; otros argumentarán que una vez más la "sociedad civil" salió avante ante una amenaza, ahora de salud; sin embargo, para mi la sociedad hoy, primero se “apanicó” y conforme pasaron los días después del 23 de abril, fue adquiriendo ciertos grados de psicosis.

Lo que el gobierno federal debería observar y no dejar pasar ahora que la alerta está siendo controlada, es que una vez más tiene la posibilidad de legitimarse impulsando el crecimiento de áreas como la ciencia y la tecnología, la educación y evidentemente la salud; las políticas que ordenaban el adelgazamiento del Estado, deben quedar en el pasado y pensar en un verdadero proyecto de nación que no se quede limitado a nuestra tradicional historia sexenal; la clase política pues, deberá reorientar sus estrategias para verse beneficiados con los votos de la ciudadanía, en este próximo periodo electoral, si es que aún quieren permanecer en el poder.

Albert Einstein dijo al pueblo alemán, concluida la Segunda Guerra Mundial, la crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos, ante una crisis mundial como la que hoy vivimos, no solo económica, sino de salud; debemos exigir a nuestros gobernantes, actúen de acuerdo a nuestras necesidades y no las de sus Partidos, es la inversión interna lo que evidenciará un crecimiento, con lo que, como decía al principio, el gobierno mexicano se podrá legitimar. Una vez más una “oportuna” oportunidad, también la dejarán pasar.



[1] En 1979 se crea el Centro Medico Nacional “la Raza”, teniendo como su antecesor el Centro Médico Nacional, ahora Siglo XXI; fundado en 1963.

[2] En agosto de 1960, se adquiere el Hospital “20 de Noviembre”, en ese entonces con una capacidad de 600 camas.

 

Honorio Raúl Sotelo Esquivel, Universidad Nacional Autónoma de México. Contacte con el autor aquí

 

 
< Anterior   Siguiente >


El Mundo en Síntesis

 

 

Galma en la Red

 


Siga las Actividades del Centro en la Red

Copyright 2017 Centro de Investigación y Análisis Político GALMA.