Arte y Poder PDF Imprimir E-Mail

El presente libro es fruto del seminario que el Centro de Investigación y Análisis Político Galma coordinó en conjunto con la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, en el primer semestre del 2007. Ciertamente es una especie de memoria de lo que ocurrió en aquellos momentos en las aulas de Educación Continua de la FCPyS de la UNAM.

Y aun cuando en un sentido estricto, abarca cuestiones que van más allá del discurso propio de una exposición o del material presentado, este libro de ensayos es justamente una reflexión sobre diversos temas: ¿qué es el arte?, ¿qué es el poder?, ¿qué vemos?, ¿qué escuchamos?, ¿qué comprendemos?, ¿qué sucede en nuestro entorno social?, ¿qué sentimos ante una obra maestra?, ¿cómo nos ha afectado o nos afecta el ejercicio del poder político? Ante estas interrogantes, la relación entre arte y poder se vislumbra crucial, haciendo necesario anticiparse a las formas del mundo y transformar lo dado en un espacio real cuyos escenarios abordan lo doméstico y lo cotidiano sin restricciones. En pocas palabras, si bien una definición de la política es el arte de lo posible, el dominio de este arte no es tan común, quizá por que no se tienen en cuenta las cuestiones estéticas de la política, sus famosos ideales expresados a lo largo y ancho de la historia en cuadros, esculturas, sinfonías y obras literarias.

La guerra, la belleza, la muerte, la pobreza, la soledad de las grandes ciudades, la economía, las diásporas y todas las periferias son los hilos conductores que están detrás del arte. De ahí, pues, la capacidad crítica y transformadora del arte en la esfera social. Esto lo convierte en un fértil campo de estudio para las Ciencias Sociales. Por ejemplo, pensemos en el Guernica de Picasso o en el Partenón de Fidias y Pericles.

Al combinar arte, vida y política abrevamos irremediablemente en el pensamiento de Nietzsche, es decir, en una perspectiva a partir de la cual cada quien puede ser capaz de defender sus propias ideas estéticas e influir políticamente. Esa perspectiva toma como punto de vista el poder del arte y su fuerza simbólica. Sin duda, el arte transfigura la vida: arte y vida humana son indisociables, al punto que constituyen un círculo virtuoso, pues el arte es expresión de la autoreferencialidad del hombre.

De igual forma, no podemos negar que los grandes momentos de la historia están marcados por la actuación de los artistas que, vislumbrando su entorno, interpretan la realidad y adoptan posiciones radicales sustentadas en el trípode del arte, la ética y la política. O quizá sea como dijo Leonard Cohen: Todos saben como funciona: el poeta compone, el pintor pinta y el que manda bombardea. Todos saben que la pelea ha sido arreglada, el pobre se mantendrá pobre y el rico seguirá rico. Así es como es. Todos saben como funciona.

Vea la galería de fotos del evento aquí

 
< Anterior   Siguiente >


El Mundo en Síntesis

 

 

Galma en la Red

 


Siga las Actividades del Centro en la Red

Copyright 2017 Centro de Investigación y Análisis Político GALMA.